En la carcel de los Reyes Magos, Goa India 1990

desde ASSURBAN cap17

Tenemos media hora de aire cada día, y 23 y media encerrados. Abren la celda y podemos salir en el patio del fuerte, solo nosotros, o sea dan su media hora a las otras celdas en momentos diferentes, así que somos siempre los mismos, adentro y afuera. Seguro si alguien quiere o necesita de renunciar a la luz del sol e ir, cuando posible, enfrente a las rejas de otra celda para platicar con alguien ahí, puede hacerlo. Es calmada la media hora, casi todos salen y toman asiento en alguna escalera en piedra u otra facilidad, algunos fuman, otros se afeitan, uno a la vez: es la sola opción de hacerlo aquí y bajo vigilancia, no les gustan los suicidios, es como perder un cliente para ellos, un cliente por el cual el gobierno paga, y así pueden robar, además de que es tarea de la institución que cada convicto cumpla su pena por completo.

Por cierto es bueno estar afuera, en el solecito, percibiendo la piel que se traga su luz con avidez, luz que cura, luz que alimenta, luz solar como lujo, casi fuera una droga rara.

La atmosfera es surrealista, estas personas pálidas (aún los indianos bien morenos si encerrados siempre en la semi-oscuridad tienen un tez amarillenta, enfermiza y rara) que están por ahí, paradas sin saber que hacer; el espacio no es mucho, no se puede correr o jugar el futbol come se ve en las películas, nada, solo platicar y yo lo hago a veces con las guardias tanto por cambiar, o mirar este cuadro de cielo apenas que se ve arriba, casi siempre igual, terso y azul, deslumbrador y monótono: no pasan muchos aves, ni aviones ni nada, nada pasa, todo está inmóvil, solo, sin futuro, sin presente, sin nada.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to En la carcel de los Reyes Magos, Goa India 1990

  1. Rosita says:

    No sabia de la existencia de este poeta attsfaicisna hungaro. La costumbres de las fosas comunes (Espaf1a, como sabes, esta llena de ellas, la mayoria sin abrir) es algo con lo que los fascistas han sembrado Europa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *